"Bastará con decir que el Tercer Hombre es un fenómeno que les sucede a bastantes personas, en muchas situaciones diferentes."

John Geiger


"Creo que es posible que el Tercer Hombre se esté convirtiendo en algo cada vez más generalizado dado que las personas cada vez están sometidas a mayor estrés, y también porque cada vez más gente busca experimentar situaciones de riesgo de forma intencionada, poniéndose ellos mismos en peligro y en situaciones de aislamiento. ¡El tiempo lo dirá!"

John Geiger



"Creo que hay un número de factores que son generalmente necesarios en esta experiencia: aislamiento, factores fisiológicos como la deshidratación, inanición, ausencia de estímulos sensoriales, frío, etc. Pero todos ellos están asociados a situaciones extremas, como usted señala. No creo que se trate de características personales salvo una variable psicológica, la apertura hacia la experiencia."

John Geiger


"Creo que hay una conexión con el compañero de juegos imaginario que describen los niños en el sentido de que en muchos casos estos “amigos” se aparecen a niños que están experimentando situaciones de estrés o soledad. Por ejemplo, en caso de divorcio de los padres o la llegada de un nuevo hermano. La presencia sentida actúa de forma similar, actuando como un amigo leal e incondicional cuando se está produciendo una situación de conflicto."

John Geiger


"Desde los dioses de la Grecia clásica hasta las revelaciones a las que haces referencia, y las ofrendas que se dejan en los collados del Himalaya, hay algo especial relacionado con las montañas. Sin embargo, creo que los casos de Tercer Hombre que se han dado en lugares de montaña están directamente relacionados con el estrés fisiológico durante las ascensiones, así como por las condiciones de monotonía que se dan en esas situaciones y el frío extremo."

John Geiger



"Después de que se publicara El Tercer Hombre mucha gente se acercó a mí para contarme sus propias experiencias, y me di cuenta de que la presunción que yo había aplicado al Tercer Hombre de que este fenómeno se daba mayoritariamente en aquellas personas que habían estado en entornos extremos e inusuales no se correspondía exactamente con la realidad. Muchas personas me explicaron experiencias de presencias sentidas en situaciones de gran estrés, pero observé que las habían vivido en entornos más cotidianos. Me contaron casos vividos en incendios caseros, accidentes de coche, algunos que estuvieron a punto de ahogarse…Todo esto iba mucho más allá de las experiencias sufridas por exploradores, navegadores solitarios y escaladores en los que yo me había centrado en El Tercer Hombre. Por eso escribí un segundo libro, titulado El Efecto del Ángel, que se extendía a todos estos otros casos y trata de avanzar en las teorías sobre las causas de este fenómeno."

John Geiger


"El nombre de este fenómeno se originó a raíz de la experiencia del explorador polar Ernest Shackleton en las islas de Georgia del Sur, y fue bautizado así por T. S. Eliot en un poema que compuso dedicado precisamente a dicha experiencia. La denominación exacta como “Tercer Hombre” procede de la comunidad montañera, la cual tradicionalmente ha estado dominada más por hombres que por mujeres, aunque esto ha cambiado radicalmente en los últimos años. Pero no se refiere a “hombre” en el sentido del concepto del género masculino, sino que va más bien referido a la raza humana en general, a la humanidad. A las personas. Creo que llamarlo “La Tercera Persona” sería confuso para la gente."

John Geiger



"El primer reto que tuve cuando decidí escribir sobre este tema fue intentar demostrar que no se trata simplemente de extrañas alucinaciones, sino de una intervención benefactora con una intención específica de ayudar a personas que están sufriendo gran estrés y peligro. Necesitaba demostrar que esto no solamente ocurre una vez o dos, como un golpe de suerte, o una casualidad, sino que se trata de un mecanismo de un gran significado psicológico. Creo que esto lo conseguí demostrar fácilmente. Cuando fue publicado El Tercer Hombre, y posteriormente El Efecto del Ángel, nadie me dijo “esto no es real”.  Todos aceptaron que la presencia detectada sucedió y fue una fuerza positiva la que les ayudó, de una forma tangible. El siguiente reto era explicarlo, y esto fue mucho más complicado, porque aún sabemos muy poco sobre nuestro cerebro. Al final, escogí exponer varias explicaciones, incluyendo las espirituales, y dejar al lector que decidiera por él mismo. El hecho es que nadie puede demostrar o desmentir la existencia de los ángeles u otros fenómenos espirituales, frente a aquellos con creencias opuestas. Mi opinión personal es que se trata de una función del cerebro. ¿Se trata de algo que ha evolucionado, o puso Dios una especie de interruptor de emergencia para que la gente pudiera activarlo para obtener ayuda? No puedo responder a eso."

John Geiger


“El Tercer Hombre constituye una fuerza real y potente para sobrevivir, y la capacidad de acceder a este poder es quizá el factor más importante para determinar quién superará peligros al parecer insalvables, y quién no.”

John G. Geiger

"El Tercer Hombre puede proporcionar coraje, consejo, confortar, pero lo que no puede hacer, por ejemplo, es salvarte si te caes por un precipicio. Su poder es limitado en ese sentido. Puede salvarte la vida, pero no en todas las circunstancias, y especialmente si las personas no están preparadas para prestar atención a sus consejos. Ahí es justamente donde entraría la receptividad de cada cual a la experiencia."

John Geiger



"Esa es justamente la teoría del psicólogo Julian Jaynes, según la cual el Tercer Hombre es una manifestación de bicameralismo, es decir que el  “cerebro divino” se comunica con el otro hemisferio. Esta es una posible explicación. Sin embargo no estoy seguro de si lo describiría como cerebro “primitivo”. Lo veo más como un mecanismo  evolutivo de supervivencia y adaptación."

John Geiger



"... existen una serie de normas básicas para la aparición del Tercer Hombre: la patología del aburrimiento, el principio de causas múltiples, el efecto de la pérdida, el factor musa y el poder del salvador. Y existen lugares proclives a que se acentúen los efectos: regiones despobladas (ártico, desierto, océanos, montañas), o ante catástrofes (naturales o guerras)"

John Geiger


"La investigación sobre el cerebro está avanzando de forma acelerada. Creo que un día no solo habremos comprendido su funcionalidad orgánica de forma íntegra, sino que también llegaremos a comprender por completo sus orígenes y cómo activar ese “interruptor del ángel”. Aun así, habrá quien siga considerándolo una manifestación espiritual. Incluso si se demuestra que está situado en nuestro cerebro, alguien preguntaría ¿quién lo puso ahí?"

John Geiger


"Mi investigación sugiere que las personas no cambian tras la experiencia. Por ejemplo, las personas no creyentes que han tenido esta experiencia, no se convierten de repente en personas religiosas o espirituales. La gente ve mucho más esta experiencia a través de la lente de sus propias creencias. Una persona creyente o devota, lo vería como una experiencia religiosa, como si viera a Dios, o a Jesús o a su “ángel de la guarda”. Pero una no creyente lo vería como un mecanismo del cerebro, o una especie de resorte interno que es capaz de activarse. Rara vez las personas cambian sus puntos de vista como resultado de estas vivencias."

John Geiger


"Se podría creer que lo normal es que estuviera disminuyendo, pero lo cierto es que la permanencia del fenómeno sugiere lo contrario. Creo que en otros tiempos, al menos algunas de estas manifestaciones se asociaban exclusivamente a experiencias religiosas, aunque otras son obviamente bastante diferentes, así que es complicado separar ambas y evaluarlo correctamente. Bastará con decir que el Tercer Hombre es un fenómeno que les sucede a bastantes personas, en muchas situaciones diferentes, y esto, aunque la naturaleza del estrés de nuestras vidas actuales ha cambiado respecto a los primeros tiempos, el estrés como mecanismo de respuesta de nuestro organismo sigue siendo el mismo. Por un lado, la gente que habita en países desarrollados nunca había vivido tan bien, en términos de confort, y por otro lado la sociedad contemporánea ha instalado toda clase de presiones en la vida de las personas."

John Geiger



"Si uno solamente considera los casos del Tercer Hombre relacionados con alpinistas, entonces tendría cierta lógica asignar la causa a los efectos de la altitud, como la hipoxia o disminución de oxígeno. Sin embargo, aunque los escaladores y montañeros conforman un colectivo en el que quizá se han dado mayores encuentros con este fenómeno, también se ha dado de forma regular en exploradores polares, navegantes solitarios y supervivientes de naufragios. Claramente, la altitud no es un factor para estos otros grupos."

John Geiger






No hay comentarios: