Antropología

Cambian los mitos pero ésta
sigue siendo la tierra
donde florece el limonero,
a pesar de que nadie lo encuentre significativo

porque también florece el cardo
sin vigilancia
excepto del pincel que lo reduce a un plano.

Pero ésta es aún
la morada del mito.

O cielo abierto tóxico
y no morada.

Una orilla del mundo conocido
donde florecen indiferenciados
el cardo, el limonero.

Carlos Pardo



"Descubrir que la posteridad es un timo ha saneado el ambiente de la poesía. Los autores más jóvenes se han quitado de encima ese lastre."

Carlos Pardo



"Es un hecho que la cultura no nos llega unida, nos llega mucha información especializada y no tenemos tiempo para asumirla, para crear un canon."

Carlos Pardo



"Hay épocas negras para la amistad que, como tú dices, llegan entre los 30 y los 40 pero no creo que sea tanto por la competencia de la pareja o el amor como porque esos son los años de la frustración de las perspectivas vitales. En estos micromundos como la poesía, pero también le puede pasar a los jugadores de petanca, hay mucha competencia y sólo puede quedar uno. Y, de pronto, a los 40 años, no todo el mundo ha conseguido ser campeón de petanca de su pueblo y comienzan los resentimientos. Y los resentimientos se pagan con los amigos. En ese libro maravilloso de René Girard que se llama 'Mentiras románticas y verdad novelesca' se dice que tus mayores envidias, lo que él llama "el deseo triangular", dependen sobre todo de tu imitación de los que tienes muy cerca. Si a alguien le dan de repente el premio Nacional, muchos de sus amigos lo vivirán como una auténtica tragedia. Yo he perdido los mejores años de mi vida entre envidias literarias y rivalidades muy tontas y envidiando a los que me envidiaban a mí. Pero la envidia es una forma de amor al igual que los celos, aunque bastante retorcida."

Carlos Pardo



"La falta de dinero incrementa la vanidad. Los poetas no quieren ser millonarios, sino pasar a la posteridad, otro tipo de locura."

Carlos Pardo



"La ironía es darte cuenta que cosas como el amor o la amistad son ficciones y las vivimos como reales."

Carlos Pardo


"La poesía durante mucho tiempo ha defendido su inutilidad en muchos sentidos contradictorios: estar al margen de la sociedad pragmática y de la política como en una especie de abismo sublime de esencias. Muy poca gente se reconoce hoy en los poemas. A mí me interesa ver cómo funcionan estos submundos que se toman muy en serio su trabajo y que, a la vez, tienen que vivir en un mundo que no les presta ninguna atención. Uno de los clichés cuando se habla de los poetas es que la falta de dinero o de proyección económica incrementan la vanidad y los egos. Los poetas no quieren ser millonarios, sino pasar a la posteridad, lo que no deja de ser otro tipo de locura."

Carlos Pardo



"La sinceridad para tratar la amistad es más común en la literatura escrita por mujeres. Entre hombres parece que hay miedo a exponerse."

Carlos Pardo



"Los poetas ‘influencers’ no me interesan nada, pero está bien que existan. También hay novela comercial y nadie pone el grito en el cielo."

Carlos Pardo



“Los poetas tienen delirios de importantitis terribles.”

Carlos Pardo



"Me gusta meter en mis libros esta especie de entretenimientos, juegos de distintos niveles de lectura. Y hacerlo de una manera divertida, por puro gozo lector, pero también porque creo que en un libro supuestamente autobiográfico uno necesita crear diferentes distancias. Muchas veces, lo que consideramos autobiografía se basa en una fe ciega en que hay un punto de vista desde el que se puede contar la verdad de una persona y no es así, existen diferentes planos desde los que nos podemos mirar a nosotros mismos. La parte del poema, larga y paródica, enfoca a los protagonistas de la narración desde fuera, como si fueran monigotes 'gógolianos' que juegan a desmentirse."

Carlos Pardo


NADIE PREGUNTA quién pero nosotros,
comparsas del planeta
burgués, comentaristas
del reciclaje, hombres piojo,
medimos la parábola de la próxima elipse
por si acaso quisieran lanzarnos al desagüe del tiempo
entre los pre y los pos,
porque si todo instante es irredimible-
mente gasto,
todo sujeto es un conservador.

Para empezar alguien dice nosotros
pero quién entre ruidos
sin un nombre vernáculo
por exceso de lata,
aun enfermo de abulia en blogs de periferia,
llamara nomadismo a este

deambular del trabajo al videoclub,
hacerse el muerto en la contrapartida
del crujir de las ramas,
del adiós de la savia a la página en blanco,
a la página impura

y aburre ser tan tonto en tiempos sulfatados.

Carlos Pardo


una semana 

En la primera ecografía no
tenía corazón.

Una semana amando
tres centímetros sin corazón. 

Y lo más parecido
a la pequeña mancha
negra era un pequeño 

ataúd. Un nudo del tamaño
de un huesito de pollo
en la garganta. 

Y lo más parecido a amanecer
velando tu respiración:
el jadeo del mar bajo un cielo de estaño. 

Recordé a un poeta
cantor de la familia
tardocapitalista
y te hizo gracia. 

Una semana después
la libertad.

Carlos Pardo










No hay comentarios: