Asienta minas diez al cocinero,
y al Médico una dracma.
Pon al adulador cinco talentos,
y al consejero, humo.
Pongasele un talento a la ramera,
y un trióbolo al Filósofo se ponga.

Crates


Cuanto estudié poseo, y cuanto pude
Aprender con trabajo y con estudio.
La vanidad fastosa
Se llevó las demás felicidades.

Crates


Es noble la ciudad Zurron llamada,
Fastosa, aunque mugrienta,
Bella, amena, fecunda, y nada tiene.
No entra en ella demente parasito,
Ni pedicón obsceno
Que de bardajerías se glorie.
Produce sin embargo
Ajos, higos y panes,
Entre quienes no hay guerras mutuamente:
Ni se mueven las armas
Por pedazos de cobre ni por gloria.

Crates



La hambre quita el amor, y si no, el tiempo:
Y si usarlos no puedes, toma el lazo.

Crates



















No hay comentarios: