"Ahora me muero de amor ¡y al rato no siento nada!. Cuando me siento amorosa, lo soporto todo con la mayor facilidad… Cuando no, la cosa es imposible. Y sin embargo sé perfectamente que hasta ahora nunca nadie ha estado tan cerca de mí como él."

Alma Mahler



"Cuando más fuerte es una persona, más desea poseer. Lo quiere poseer todo, y cogerlo todo, a veces también lo absurdo. Y debe ser así… Y yo me siento fuerte. Hay que aceptar cualquier incitación a una sensación, venga de donde venga."

Alma Mahler



"Desde hace varios días y noches vuelvo a tejer música en mi interior. Es tan intensa y penetrante que, al hablar, la siento debajo de las palabras, y de noche, no me deja dormir."

Alma Mahler


“Escribí este libro hace muchos años por la única y exclusiva razón de que nadie ha conocido a Gustav Mahler tan bien como yo, y porque no quería que las experiencias que ambos compartimos y las cosas importantes que dijimos se borrasen incluso de mi memoria, algo que hubiera podido ocurrir debido a la cantidad de acontecimientos y a la fugacidad de nuestra existencia. En principio no pensaba publicar este libro en vida. Pero, ahora, Europa se ha transformado radicalmente. Nada sigue en su sitio. El busto de Mahler esculpido por Rodin, que regalé a la ópera de Viena y que fue inaugurado solemnemente por el presidente de Austria, ha sidoretirado de su lugar. La gran calle de Viena dedicada a su memoria se llama ahora calle de Los Maestros Cantores, y la considerable suma de dinero que se recaudó en todo el mundo para erigirle un monumento, se ha desviado, sin más, a uno de los fondos para el bienestar general, actualmente tan al uso en la Austria anexionada. Por eso, ya nada me impide hablar abiertamente de mis vivencias con gente que hoy en día desempeña un papel activo en el Tercer Reich. Las puertas se han cerrado de golpe […]”.

” Lo que Mahler hizo por Viena sólo lo saben, de momento, aquellos que vivieron con él los años gloriosos de su producción artística. Alemania tiene que renunciar hoy a su música, y se borra con sumo cuidado todo lo que recuerda su persona y su obra […]”.

” Mi propia vida es ahora completamente distinta, y estas páginas que provienen de tiempos pasados, ya se han borrado. Pero la obra y la persona de Gustav Mahler no han desaparecido. Que estos apuntes sobre lo que vivimos entre el dolor y la alegría salgan a la luz para dar testimonio de él”.

Verano de 1939

Alma Mahler
Recuerdos de Gustav Mahler (Editorial Acantilado)




"Gustav Mahler se me ha ido el 18 de mayo. Cuántas cosas nos han ocurrido. Una vida agitada, llena de mucho sufrimiento, pero también de alegrías inmensas. Hoy es la primera noche en que voy a dormir sola… Acabo de encontrar en la caja fuerte la despedida que me dedicó: son los esbozos de su Décima Sinfonía. Estas tremendas palabras de amor, desde el más allá, son como una aparición luminosa». La dedicatoria, garabateada sobre la partitura, decía: «Vivir por ti, morir por ti, Almschi»."

Alma Mahler



"He logrado darme cuenta de que no soy feliz, pero tampoco infeliz. De pronto caigo en la cuenta de que sólo llevo una vida ficticia. Mi sumisión interna es demasiado grande, mi navío está en puerto pero hace aguas."

Alma Mahler



"He tenido una vida hermosa. Dios me permitió conocer obras geniales de nuestra época antes de que abandonaran las manos de sus creadores. Me fue dado sostener algún tiempo los estribos de esos abanderados de la luz, y eso ha hecho que mi existencia quede justificada y enriquecida."

Alma Mahler




“Mi padre era amante de la música. Tenía una maravillosa voz de tenor alto, y cantaba Lieder de Schumann y cosas por el estilo. Su conversación era fascinante y nunca vulgar. Me pasaba horas enteras junto a él, de pie, viendo cómo su mano reveladora llevaba el pincel. Yo soñaba entonces con ser rica para abrir camino a personas creadoras… Quería tener un gran jardín en Italia con muchos talleres blancos donde, personas importantes pasaran allí su vida dedicadas sólo al arte, ajenas a las preocupaciones cotidianas…Mi padre me tomó siempre en serio. Cuando murió me  di cuenta de que había perdido a mi piloto y la estrella de mi camino sin que, fuera de él, ninguna otra persona lo hubiera sospechado. Me había acostumbrado a hacerlo todo a su gusto, y toda mi vanidad y ambición no habían conocido otra recompensa que la mirada inteligente de sus ojos…"

Alma Mahler-Werfel, registrada al nacer como Alma María Margaretha Schindler



"Nadie está esperándome. Nadie está preparado para tomarnos sin una propaganda previa. Todo el mundo tiene que ofrecerse en toda su intensidad, para atraer, para incitar y para deslumbrar. Es una obligación."

Alma Mahler



"No es lo principal saber de dónde viene lo hermoso de la vida. Lo importante es captarlo, sentirlo y transmitírselo a alguien."

Alma Mahler



"Nunca había probado tanto infierno, tanto paraíso."

Alma Mahler


"Para conquistar la libertad hay que ser también libre por dentro, y eso es lo difícil."

Alma Mahler



"Porque esta intensidad aumenta el calor del mundo, y hay que calentar la Tierra, no enfriarla."

Alma Mahler


"¡Si recuperara siquiera mi equilibrio interno!"

Alma Mahler



"Tu música no me gusta, no tiene estructura, le falta orden... No es música alemana, es música judía, pero me da igual, estoy emocionada y se me caen las lágrimas."

Alma Mahler

















No hay comentarios: