RESCATE DEL PILOTO, ALFREDO RODRIGUEZ BALLÓN
(documento inédito)

" El 8 de febrero ( 1933) cayó un avión douglas que venia para la guerra de Leticia , en el alto río Marañón, lo supe por mis indios que llevó un pedazo de ala  a donde me dijo que dos cristianos estaban al canto del rio y que una maquina había caído en el rio encima de una paladiza. Mandé una comisión con indios, 3 días de canoa arriba del Pongo de Manseriche. Cuando llegaron ya no hallaron los cristianos que ellos decían , solo el avión atajado en la paladiza de boca abajo y los flotadores para arriba. En vista de eso mandé guardadores lo cuidaran.

"El 22 volví a ver 3 aviones mas que venían de hacia Paita o por mas allá, como me contaron después, con destino a Iquitos. Cuando pasaban sobre el río Nieva, un gran temporal los obligo bajar en el Nieva y flotando siguieron el curso del río. Dos de ellos en busca de auxilio porque la creciente era tanta y arrastraba tanta paladiza, felizmente encontraron a mi gente que tengo indios y civilizados en mi salina a donde le han hecho señales, que atracaran que eso buscaban y le soltaron cabo a donde listos...agarraron a la orilla los dos a donde salió el comandante Llonas abrazandoles por salvadores " ahora hay que ver si salvamos a nuestros compañeros"  Acuatizó dos vueltas mas arriba donde había una casa de indios míos., el piloto le dio señas para que recibieran cabo de tierra, pero el cabo listo el indio a recibir  el cabo , pero el cabo no estaba amarrado a la maquina y la gran corriente arrastró el aparato rio abajo, viendo el piloto el peligro levantó vuelo con tan mala suerte que en vez de seguir río abajo cogió rumbo al bosque y tropezó  en los árboles que son muy elevados  y a unos 100 metros de la orilla , cayó estrellándose  el aparato todo retorcido alas y todo , hélice y el piloto muerto, Rodríguez Ballón y el mecánico herido. Como el indio que recibiera el cabo ha visto la caída  se fue a ver en canoa ¡ cuando encontró , el mecánico le llamó  que se acercara, le echo la mano al indio y le dijo: toma este revolver y da dos tiros para que venga gente y el indio le dijo que abajo había cristianos , los patrones, y el mecánico no lo soltó diciendo que era tarde y no quedar con el piloto  muerto. Pasó alli mi indio la noche con él . Al amanecer ordenó el comandante Llonas a mi gente de la salina que fueran a ver por donde lo habían visto bajar y surcaron y encontraron ya otros indios diciendo que se había caído una máquina en el bosque. En ese rumbo lo encontraron al indio y todo al verse se quedaron asombrados y el indio les grito : vengan, vengan, que hay un cristiano vivo y otro muerto. Sacaron al mecánico que pasara la noche sin poder salir donde estaba apretado, entonces mi gente siguiendo como pedía el herido , lo sacaron a la canoa , ahora ya me dijeron como se llama , Espejo,(volviase loco) y suplicó que sacaran también al piloto muerto. Ahí salieron a donde quedaban los otros aviadores esperando noticias. La sorpresa fué grande para todos, el piloto con el cráneo destrozado un "queixal", los dientes, una pierna y un brazo rotos-ahora en la autosia lo vi . Ahí preguntó el Sr. Llona a mis indios, cuanta distancia había hasta la desembocadura del Nieva donde está una chacra mía con ganado y le informaron : 6 horas y lo bajaron al muerto y al herido y que le dieran sepultura, que mañana venía de Iquitos una máquina a buscarle, y ellos levantaron vuelo rumbo a Iquitos . Verdad , llegó el capitán Moreno, ese morenito, en hidro a las diez y ordenó dieran sepultura al piloto muerto, y el levantó vuelo con el herido.

Yo solo sabia del primero porque mi puesto principal es en el Pongo de Manseriche y yo viendo que pasaban arriba y abajo tantos hidros, hasta llegó por encima de mi casa, de mi tambo, y desapareció, yo confuso, yo tenia mis balsas listas cargadas con mis productos de siempre para Iquitos y salí . El 11 de marzo llego yo aquí donde  avisan que el comandante de aviación sabía habían llegado me mandó recado fuera verme con él. Ahí me dieron el encargo de los dos aviones caídos y el cadáver del piloto. A los pocos dias de vender mis productos de mis balsas, les capté el encargo de traer el cadáver del piloto y las balsas con los dos hidros. Me dieron gasolina para ir mas rápido en mi canoa con motor postizo. Salí el 18 y llegué al Pongo el 29. El Pongo estaba muy furioso. Fuimos por tierra a pie  y en la desembocadura del rio Santiago ya encontré ahí a toda mi gente con los  2 hidros cargados en dos balsas esperando la vaciante del Pongo para bajar. Yo seguí mi viaje al río Nieva  a desenterrar el cadáver. Llegamos el 11 de abril. El aviador fuera sepultado el 22 de febrero.
Al enterrarle nadie le registró los bolsillos, que tenia toda la ropa empapada en sangre. La familia del muerto, por lo visto había telegrafiado desde Lima, advirtiendo que al salir para Iquitos llevaba 70 libras en su poder y joyas y salió al Nieva el Capitán Moreno averiguar de esto, pidió a mi gente abrieran la sepultura para registrar sus bolsillos y efectivamente se le encontraron guardadas. Lo que le sacaran antes de enterrar fue un anillo y un reloj de pulsera y fueron entregados por los indios , las dos cosas al mecánico herido compañero del muerto que sin duda estarán en poder de la familia en Lima.
¿Lo de levantar el muerto? Ah muy bien: El 8 de abril llegamos a la sepultura en la misma boca del Nieva en mi chacra; yo llevé  conmigo cinco indios, en la chacra ya estaba mi encargado y otros indios. Al llegar fue una sorpresa para ellos, además los indios aguarunas le temen  a los huambisas que iban conmigo. Le dije al encargado: Hay que desenterrar 2ª vez el cadáver , háblale a esos indios que tienes aquí para que abran la sepultura, pero no han querido, que iba a apestar mucho y se largaron con el pretexto de sus hijos. Entonces yo convidé  a mis cinco huambisa, fuertes tragos de aguardiente, les gusta mucho, mucho, mas que el masato suyo y al momento no se han negado " Tu enseñanos patrón cómo se hace " y con una lampita chiquita que había en la chacra y con los remos  de mano  de la canoa y palos aguzados se llegó a donde estaba embalsado en agua y grasa... pero yo le he puesto bálsamo de vino con algodón en las narices y boca, todo atado con pañuelos y les dije: con esto no tengan miedo  no ha de contagiaros la enfermedad. Lo levantaron " Qué se hace patrón" Tráiganlo al canto del río donde yo tenía preparada una tabla, yo de vez en vez daba unos paseitos... terrible, yo también con algodones, vaya estaba horror, yo dirigía el trabajo. Le he hecho cortar toda la ropa...."

Alfonso Graña
Documento extraido del libro " Alfonso I de la Amazonia Rey de los Jibaros" " La increible y veraz historia de Alfonso Graña, el gallego que reinó entre las tribus jibaras del Alto Marañon"
Autor: Maximino Fernandez Sendin




"¿Qué hay para el oeste? –dicen que preguntó Alfonso Graña–,  cuando apenas tenía 16 años y habitaba el deprimido noroeste de España.

–Nada.– le contestaron.

–Aquí no hay nada tampoco.- replicó él y salió de Avión, su aldea en Galicia, donde lo único que había era hambre.

Caminó después 80 kilómetros hasta llegar al puerto de Vigo. Tomó un barco. Llegó a Brasil. Vivió en  Manaos y Belén de Pará y por fin atravesó la Amazonía hasta llegar a Iquitos."

Ildefonso Graña Cortizo





No hay comentarios: