Creo que uso mi pensamiento en el Ajedrez en ser creativa, hacer planes combinaciones».

Judit Polgar



"El ajedrez es de 30 a 40 por ciento psicología. Uno no cuenta con esto cuando se juega contra una computadora. No lo puedo confundir”.

Judit Polgar



"El ajedrez es una máquina híbrida muy especial. Ahora mismo se está formando una rama muy potente del ajedrez en las competiciones por internet, con audiencias millonarias de jugadores aficionados y de espectadores de torneos profesionales. Al mismo tiempo, se está utilizando con éxito creciente en la educación, como ya he explicado. El ajedrez ha contribuido ya a la sociedad durante más de 1.500 años. Ahora puede proporcionar un entretenimiento lleno de emociones, pero también aporta bienestar social, una inversión de tiempo de calidad y valor educativo."

Judit Polgar


"Ganar a un hombre nunca me dio un placer adicional, excepto en dos o tres ocasiones porque sabía que mi rival había dicho algo muy negativo o desagradable sobre mí. Pero, como norma general, mis desafíos eran sobre todo contra mí misma, para mejorar y jugar mejor cada día. Y además aprendí que mi mayor enemigo era yo misma."

Judit Polgar


"Me educaron en un entorno muy especial, en casa, algo muy llamativo para el resto del mundo. Ahora bien, para mí era algo muy natural, porque crecí en un modo de vida ya instaurado, en el que mis hermanas Susan y Sofía caminaban con éxito. Ser afortunado en cuanto al lugar donde naces tiene una importancia capital, de eso estoy segura. Pero también creo que la educación, los ejemplos caseros y la ausencia de límites a los sueños infantiles son un elemento clave en la vida de un niño, que marcará la diferencia en cómo será capaz de construir su mentalidad. Es decir, fijará su capacidad para tener finalmente una personalidad saludable, creativa y equilibrada."

Judit Polgar



"Me gusta como me educaron. Pero mi vida no es solo Ajedrez."

Judit Polgar


"Mi experiencia me indica que, con el tiempo, los maestros se van dando cuenta de que el ajedrez no solo produce efectos positivos en los niños, sino que también es una excelente herramienta profesional para ellos, que les permite implicar mejor a los alumnos en sus enseñanzas cuando están en el aula. También creo que la Federación Internacional de Ajedrez [FIDE, engloba a 198 países] puede dar un gran impulso a la importancia del ajedrez educativo, basándose en los resultados que va teniendo en diferentes países, y creando una plataforma donde maestros de todo el mundo puedan ver y descubrir las maneras tan diversas de aplicar el ajedrez en el entorno escolar."

Judit Polgar



"Nunca me ha gustado mezclar la política con el maravilloso juego del ajedrez. Tenemos el programa Palacio del Ajedrez, introducido desde el 2013 como una herramienta transversal curricular, que se puede combinar, por ejemplo, con matemáticas, lectura o escritura, y que fue premiado como el más innovador en el concurso de materiales educativos BELMA 2015, en Fráncfort. Ahora lo aplican más de 400 escuelas y unos 200 jardines de infancia, con muy buenos resultados. Por tanto, espero que en un próximo futuro podamos ampliar el número de niños que se benefician de este programa, todavía en desarrollo."

Judit Polgar


"Siempre me empeñé mucho en estar equilibrada, en armonía conmigo misma, y que todo lo que me rodeaba estuviera bien. Tenía una rutina durante los torneos que consideraba muy importante. En cuanto a mi alimentación, solo un desayuno tardío antes de las partidas. Una hora de ejercicio físico en mi habitación por la mañana, y dos o tres de preparación técnica. Luego, un paseo o una siesta para adoptar el estado mental apropiado de cara a la partida. Una idea clave era que, mientras durase, la partida iba a ser lo más importante del mundo para mí. Yo era muy fuerte mentalmente y si perdía o cometía un error grave, me enojaba mucho nada más terminar, pero ese estado emocional desaparecía muy rápido. Una o dos horas después ya olvidaba lo ocurrido y me centraba en la siguiente partida, el próximo reto. Esa fue, sin duda, una de mis habilidades más importantes que tuve en la alta competición."

Judit Polgar


"Simplemente, me educaron así. Mis padres me decían y repetían siempre que yo, como chica, podía hacerlo tan bien como los chicos. Que debíamos invertir mucho tiempo en un entrenamiento esforzado, y entonces tendríamos muchas probabilidades de luchar con los mejores. Y nos apoyaron en ese empeño de todas las maneras posibles. Me sentí muy privilegiada porque mis padres no limitaban mi potencial, como ocurre con tantas chicas."

Judit Polgar














No hay comentarios: