“Aún creemos en las ideas, aún creemos en los conceptos, aún creemos que las palabras se refieren a ideas, pero no es forzosamente cierto, quizá no hay ideas en realidad, quizá en realidad no hay más que palabras, y el peso propio de las palabras…”

Jonathan Littell
Las benévolas



“De la misma forma que, según Marx, el obrero está alienado en lo referido al producto de su trabajo, en el genocidio o en la guerra total en su forma moderna, el ejecutante está alienado respecto del producto de su acción…”

Jonathan Littell
Las benévolas


“Escribo cuando no tengo otra opción. No lo medito: me pongo a ello. La gente me encarga cosas todo el tiempo y las rechazo. Pero cuando me meto, me obsesiono hasta el punto de ser muy autoexigente. He destruido algunos manuscritos ya. Uno completamente. No importa de qué tratara. Otros los mantengo como buenos recuerdos. No porque crea que los pueda retomar en el futuro. Supongo que con esto ocurre como cuando acabas una relación. A veces conservas la foto de la persona y otras no.”

Jonathan Littell




 “He tratado de levantar un reflejo de las vidas que llevamos, aunque no de manera naturalista, sino con las percepciones que cada uno de nosotros pueda tener.”

Jonathan Littell


"La mayor y más rápida victoria militar de todos los tiempos fue parada, en el último estadio, por el barro, nada más que por el barro, un barro elemental, viejo como el mundo, impasible, más potente que los estrategas, que el oro, que el cerebro y el orgullo de los hombres."

Jonathan Littell
Las benévolas


“Más valdría que no hubiera nada. Como hay más dolor que placer en la tierra, cualquier satisfacción no es sino transitoria, y crea nuevos deseos y nuevas desesperaciones, y la agonía del animal devorado es mayor que el placer del que lo devora…”

Jonathan Littell
Las benévolas


“Me gusta la precisión del lenguaje, lo disfruto. Da lo mismo que lo haga en francés o inglés. Busco ese rigor en ambos casos.”

Jonathan Littell



“No hay, pues, nada más lógico que llegar a decirse: bueno, pues si así son las cosas, si es justo sacrificar lo mejor de la Nación, enviar a la muerte a los hombres más patriotas, a los más inteligentes, a los más abnegados, a los más leales a nuestra raza, y todo eso en nombre de la salvación de la Nación – y si no sirve para nada y si le escupen a ese sacrificio -, en tal caso, ¿qué derecho a la vida van a conservar los perores elementos, los criminales, los locos, los débiles, los asociales, los judíos, por no hablar de nuestros enemigos externos?”

Jonathan Littell
Las benévolas


“No me interesa la vida de los putos escritores, tampoco las raíces. Nunca pienso de dónde vengo ni le doy importancia a la infancia o los recuerdos. Me centro en la obra en sí. Lo que construye el libro, su propio fin, es lo relevante. Da igual de donde proceda. Yo incorporo elementos de todas partes: de mi vida, de mis sueños o de la vida y los sueños de otros. De libros, de historias que me cuentan. Lo mezclo todo y lo utilizo en el mismo plano. No importa de dónde llega. Robo de todas partes. Por eso huyo del protagonismo y el foco. Es la obra en sí la que cuenta y el mecanismo que la hace funcionar por dentro.”

Jonathan Littell



 “Sin pensar en países, sufrimos enfermedades comunes. La miseria en las grandes ciudades resulta exactamente igual. ¿Qué sientes cuando te cruzas un mendigo que vive en la calle cuando tú sabes que vas a ir cada día a tu casa a dormir y a ducharte? Hay que mirarlos para intentar ver cómo sienten ellos este mundo.”

Jonathan Littell



“Soy culpable y vosotros no, estupendo. Pero, pese a todo, deberíais ser capaces de deciros que lo que yo hice vosotros lo habríais hecho también. A lo mejor con menos celo, aunque quizá también con menos desesperación, pero, en cualquier caso, de una forma o de otra… Si habéis nacido en un país y en una época en que no sólo nadie viene a mataros a la mujer y a los hijos sino que, además, nadie viene a pediros que matéis a la mujer y a los hijos de otros, dadle gracias a Dios e id en paz. Pero no descartéis nunca el pensamiento de que a lo mejor tuvisteis más suerte que yo, pero que no sois mejores. Pues si tenéis la arrogancia de creer que lo sois, ahí empieza el peligro.”

Jonathan Littell
Las benévolas


“Veo la situación en Cataluña como una gran idiotez.”

Jonathan Littell











No hay comentarios: